Con la Rosella se endulza, se educa y se cura

Belleza de la naturaleza que además cuida la salud y provee de dulzura.

Roja, larga y formada con 4 o 5 pétalos, la Rosella tiene una forma cónica que se asemeja a una amapola. A pesar de sus raíces muy pequeñas, resiste altas horas al sol.

La Rosella misionera

Si bien existen cuatro variedades de esta planta solo una llegó a desarrollarse en la provincia de Misiones. Crece fácilmente y si se hubiera difundido más su utilidad e industria es probable que hubiera sido más explotado su cultivo. Es en Otoño cuando las Rosellas fructifican abundantemente por lo que se procede a la cosecha para la preparación de platillos como pueden ser las tartas o los complementos de tostadas.

Una planta llena de bondades

La variedad de Rosella de la provincia de Misiones es rica por su contenido de ácidos vegetales por lo que es muy utilizada también en la preparación de infusiones, de jugos y de típicas y deliciosas mermeladas. Su sabor es incomparable pero por si eso fuera poco, cuenta también con propiedades que la hacen un complemento del bienestar. Además de poseer gran vitamina C es un alimento que contribuye a disminuir la presión por su incidencia en los vasos sanguíneos. Favorece, además, al proceso digestivo con efectos depurativos y desintoxicantes. Algunas investigaciones emergentes hasta la vinculan con una contribución para la disminución del colesterol.

Cómo preparar una mermelada de Rosellas

Tras la cosecha, el primer paso es separar los pétalos de la drupa que contiene la semilla pues solo se usarán los primeros en la cocción del dulce. Tras pesar los pétalos y tomar registro de ello se deben poner a hervir junto con un vaso de agua. Con el hervor, el fuego debe ponerse al mínimo y debe revolverse sin permitir que se pegue en el fondo hasta que los pétalos prácticamente se deshagan. Para un kilo de pétalos se le agregan 800 gramos de azúcar o el proporcional de lo que se haya puesto a hervir y se sigue revolviendo. Este momento vuelve a requerir una llama al mínimo porque el propósito es eliminar la base acuosa que la mezcla presentara hasta que espese. La mermelada estará lista cuando, tras poner dos cucharaditas del producto en el congelador por 5 minutos, se le pase el dedo y quede la huella marcada. El producto en caliente se almacena en frascos estériles y la mermelada de Rosella endulzará tu alacena por varios meses.

Roja, fuerte y atractiva, la Rosella tiene un lugar dentro del los manjares dulces.

FOTOTECA

RUBRICA

INSOLITO

  • Rosella es una derivación del nombre «Rosa» solo que al ser más silvestre se la denominó de esa manera. Sin embargo conserva rasgos y propiedades que también pueden encontrarse en su grupo de origen.

BIBLIOGRAFIA

  • Cien plantas argentinas, Albatros Escencial, Albatros, Buenos Aires, 2008.

PREGONERA

COMPARTIR

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin