Damajuana: vino en abundancia

La damajuana es un tipo de envase de vino que data de mediados del siglo XIX.

La damajuana nace como resultado de la búsqueda de la comodidad y de la abundancia en la primera mitad del siglo XIX. Fue originariamente un recipiente de vidrio de boca ancha y con un gran diámetro para poder alojar más cantidad de vino en una única recarga. Con el paso del tiempo fue combinándose el vidrio con diferentes tejidos que la sostenían hasta que las últimas del siglo XX y XXI se completaron con un soporte plástico.

El origen de la damajuana: la historia regional

Se sabe que nació en México alrededor de la década del 1850, cuando el vino se compraba cargándolo en una botella que el comprador debía llevar.
Sucedió un día, que la esposa del vidriero, a la que el pueblo llamaba, la dama Juana, fue a hacer la recarga semanal de vino con una sorpresiva botella que su marido había diseñado. Esta tenía un cuello refinado pero al descender alojaba la base de como cuatro botellas juntas.
La reacción del comerciante y del resto de los compradores fue inmensa pues gran facilidad tenía al llevarse el doble de líquido con una sola recarga. Y tanta era la ventaja que hasta dejaba su botellón mientras realizaba otras compras para pasar a buscarla una vez finalizado el recorrido.

La difusión de la nueva forma de comprar vino

Rápidamente en todo el pueblo comenzó a resonar el nombre de la dama Juana del botellón de vino y también se comenzaron a dar cuenta, el resto de las amas de casa, de la gran utilidad que proporcionaba al ahorrar unos cuantos viajes al mercado. De esa manera empezó a difundirse; pero como no tenía un nombre específico a través del cual se llamara, solían pedirla como la botella de la “Dama Juana”.

Se consolida la damajuna

Bautizada así como Damajuana se utilizó también como reemplazo de los primitivos barriles contra los cuales salió a competir bajo el lema:
No compre Barriles, grandes e incómodos. Use Damajuanas y aproveche ese espacio entre el cobertizo y el establo para tejer.”
La damajuana forma parte de nuestra historia del vino, de la pampa y de los gauchos. Así se presenta entre las costumbres de los primitivos pobladores de la pampa y el gaucho Martín Fierro también la da a conocer.

Pues siempre la mamajuana
Vivía bajo la carreta,
y aquel que no era chancleta
en cuanto el goyete vía,
sin miedo se le prendía
como güérfano a la teta.

Cap. II, El gaucho Martín Fierro

FOTOTECA

RUBRICA

INSOLITO

  • La palabra damajuana tiene una raíz etimológica de la palabra francesa dame-jeanne y haría referencia a la anécdota que cuenta cómo la reina Juana I de Nápoles para escapar de una tormenta tomó resguardo dentro del taller de un vidriero y en ese contexto intentó fabricar una propia botella con la potencia tal de soplido que generó una con capacidad para 10 litros por lo que se le otorgó el nombre de ella en homenaje. Una historia más a la suma de todas las tradiciones.
  • En Inglaterra se la llama “demijohn”, en Francia “bonbonne” o “dame-Jeanne”, aunque también es conocida como “damajuana”; en Italia recibe el nombre de “damigiana” y “bottiglione”; en Alemania “korbflasche”, “demijohn” y “glasballon”; en Portugal y Brasil, es el “garrafão” y en España es más conocida como “garrafa”. Nuestros vecinos de Chile la denominan “chuica”.
 

BIBLIOGRAFIA

PREGONERA

COMPARTIR

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin