Hoy, pescado

Alimento naturalmente sano y nutritivo, marca un corte de sabor en el menú semanal del argentino.

El pescado -genérico referido a los peces que se extraen de su medio natural para consumo-, es uno de esos alimentos que generan posiciones encontradas: gusta mucho o no gusta.  Los consumidores asiduos conocen al dedillo los restaurantes especializados que ofrecen ejemplares de calidad, y nunca los abandonan. El rincón costero indiscutido en Argentina es el Puerto de Mar del Plata, cuya carta gastronómica jamás decepciona. Porque no es simple encontrar al pescado en su punto de equilibrio: sabor, tamaño, frescura y consistencia justa.

Orígenes

Las aguas argentinas son ricas en variedad: albergan  aproximadamente 250 especies de peces nativos. En la cuenca parano-platense se concentran armado, boga, bagre amarillo, dorado, lisa, palometa, pacú, patí, pejerrey, piraña, raya, surubí, tararira; en el mar Argentino, anchoa de banco, bagre de mar, bonito, caballa, corvina, falso salmón, lenguado, merluza común, pejerrey de mar, pescadilla y pez limón, entre otros.

Bueno por donde se lo mire

El pescado es altamente recomendable para la salud por su gran aporte nutricional. Contiene minerales, vitaminas, ácidos grasos insaturados y proteínas similares a las de la carne de res, aunque con mayor contenido de agua y menor materia grasa. Si bien hay tantos tipos de pescados como especies, todos poseen un rasgo común: carne suave, liviana, fácil de digerir y de rápida cocción. Algunos, como la merluza y el lenguado, son de carne blanca y bajísimo contenido graso. En cambio, el pescado azul (caballa, salmón, atún, sardina), es mucho más grasoso y calórico.

Variedad

El pescado se ofrece fresco, congelado, enlatado o en conserva. Puede prepararse grillé, al vapor, hervido, frito, al horno o en escabeche. Es apto como entrada (tomates rellenos de atún, ensaladas combinadas, cornalitos fritos, patés) y como plato principal (filet a la romana, salmón primavera, corvina a la parrilla, paella, etc. ). El argentino medio lo incluye en su dieta una vez por semana; cuando se aburre de la carne de vaca y la pata de pollo.

FOTOTECA

RUBRICA

INSOLITO

  • El pescado de mar no requiere sal en su preparación.
  • El consumo de pescado suele dispararse en nuestro país durante Semana Santa.

BIBLIOGRAFIA

  • Guía de compras Narda Lepes (qué, cómo, dónde), Editorial Planeta, Argentina, 2010.

PREGONERA

COMPARTIR

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin